Las Redes Sociales y el empleo

Si eres de los que aún no cree que el uso de las Redes Sociales no afectará tu capacidad para conseguir empleo en República Dominicana, estás muy equivocad@, hoy en Cultura Random te explicamos por qué.

Hace unos meses una firma de outsourcing me contrató para gestionar una feria de empleos online, mi trabajo consistió en atraer el mayor número de personas cualificadas para completar las posiciones a través de las redes sociales.

El aprendizaje más importante que está campaña me dejó es que como país tercermundista muchas personas creen que los profesionales de reclutamiento no están capacitados a la vanguardia con el desarrollo de las tecnologías de la comunicación y se la juegan pensando que “eso no lo van a revisar”.

Aquí los 3 errores más comunes asociados al uso de las RRSS por los que los perfiles fueron descartados incluso antes de un “primer contacto”:

  • Nombre de usuario del perfil de Redes Sociales/correo del aplicante:

Así es, no te dejes confundir con eso de que mis redes son privadas, si quieres tener privacidad la única opción es no tener redes. Y sobre el correo te sugiero que crees uno formal para cuando apliques a las solicitudes de empleos.

Para nadie es un secreto que las plataformas que ofrecen empleos online como: Aldaba, Infoempleo, Corotos Linked-In son consultadas por las empresas y que en ellas descansa toda nuestra información personal y social.

Es difícil venderte como profesional comprometido con un USERNAME CothizeeZth”, ojo con esto, no estoy diciendo que tu nickname te define. Pero ten en cuenta que no es lo que se espera de un profesional o aspirante al puesto de Gerente de Contabilidad.

  • Intereses del aplicante:

¡Nada es lo que parece! Puedes decir que ves la historia de Pablo Escobar en Netflix con fines de aprendizaje o que sigues a Carlos Montesquieu por pura diversión, pero una vez compartido en tus RRSS, el analista de RRHH se irá creando una percepción equivocada.

Los intereses son una de las categorías más importantes del social media, pues estos dicen qué tipo de contenido atrapa al usuario, y como generalmente la mayoría de personas solo comparte un 10% de lo que consume, no hace falta que te diga como afecta a tu imagen profesional lo que compartes.

  • Los perfiles de RRSS del aplicante:

Al analista/reclutador le gustaría ver una foto de perfil adecuada al tipo de candidato que describes en tu CV. Es común ver como licenciados “adictos a la lectura” tienen como sobre mí en su perfil gangueo astivo, sí astivo.

No es solo la foto de perfil sino los datos que acompañan a estos, las redes que creas siguen ahí, inactivas pero están ahí. Quizás los intereses que tenías y uso que hacías al momento de crearlas no se corresponda a tu realidad actual pero siguen siendo parte de tu reputación online. Imagina que pierdas una oportunidad importante por una publicación de hace años que definitivamente no representa lo que eres ahora.

Una recomendación final: haz un inventario de las redes que posees, cierra aquellas que no usas o están inactivas y actualiza las que usas con mayor frecuencia, sobre todo enfócate en Linked-In, y cuida lo que publicas de ahora en adelante.

Recuerda no existe la privacidad total en el mundo digital, y mientras reflexionas sobre lo leído te dejo este video para que te diviertas.

Ver video

¡Únete a nuestra comunidad!

Comentarios

Comentarios

About Juan Manuel Díaz

¡Los prejuicios se comen al tercer mundo! Mi perfil: marketero de profesión, Relacionista Público de carrera y escritor amateur.

View all posts by Juan Manuel Díaz →